¿Por qué usar chalecos reflectivos?

Cabe señalar que en todas las situaciones de riesgo en que se utilizan prendas reflectantes, como es el caso del chaleco reflectivo, éstas no garantizan una seguridad completa, pero optimizan la visibilidad adecuada y reducen considerablemente el riesgo de accidente. 

 

Entre los principales riesgos que pueden sufrir las personas en la vía está el caso de los conductores, que corren un riesgo especial de ser golpeados por los vehículos que pasan en caso de avería, cuando necesitan reparar el vehículo en la carretera. 

 

Riesgos similares ocurren también durante la carga y descarga de los vehículos. Otros trabajadores como equipos de rescate médico y los bomberos también utilizan ropa con elementos reflectantes para evitar colisiones. 

 

Las prendas reflectantes también deberían utilizarse en situaciones no profesionales, en particular en las carreteras. Esto se aplica principalmente a los peatones y los ciclistas, también al caminar y al ir en bicicleta al trabajo. 

 

Al circular por calles sin iluminación o con iluminación insuficiente, y/o por la ausencia de pasillos separados, los peatones, que suelen ser poco visibles, corren el riesgo de ser atropellados por los automóviles. 

 

Este riesgo es preocupante especialmente en el período de otoño e invierno, cuando la gente suele llevar ropa hecha de materiales de colores oscuros, con un bajo factor de luminancia. 

 

Ropa reflectante para uso profesional – requisitos

 

► Tipos y clases

 

Para cumplir su función esencial, es decir, señalar la presencia del usuario tanto de día como de noche, el chaleco reflectivo debe estar hecho de dos tipos de materiales de alta visibilidad: el material de fondo con propiedades fluorescentes, que garantiza la visibilidad durante el día, así como el material retrorreflectante o el material de rendimiento combinado. 

 

Los materiales retrorreflectantes y de rendimiento combinado reflejan la luz hacia su fuente y, por lo tanto, aseguran que en la oscuridad la ropa sea visible a la luz de los vehículos.

 

Materiales utilizados en las prendas reflectantes para uso profesional

 

  • Material de fondo fluorescente

 

Para asegurar la visibilidad de la ropa durante el día, el material debe ser de un color fluorescente: amarillo, rojo anaranjado o rojo. 

 

A fin de garantizar la visibilidad de un trabajador durante todo el ciclo de utilización de la ropa reflectante, el material de fondo debería conservar el color en un período de tiempo determinado, incluso si la ropa está expuesta a la luz solar, a condiciones meteorológicas cambiantes y a ciclos de mantenimiento. 

 

Por ello, las coordenadas de cromaticidad del color del material de fondo deben cumplir los requisitos después de un ciclo indicado de exposición a la luz xenón. 

 

El color del material de la ropa reflectante también debe ser resistente a varios ciclos de mantenimiento (lavado o limpieza en seco) indicados por el fabricante de la ropa y también al frotamiento por otro material. 

 

Las prendas de vestir reflectantes – además del material de fondo fluorescente – también pueden estar compuestas de material no fluorescente de cualquier color (por ejemplo, azul marino), en las proporciones apropiadas para la clase de ropa en cuestión. 

 

Material retrorreflectante

 

La característica esencial de calidad de los materiales retrorreflectantes es el coeficiente de retrorreflexión. Dependiendo de la reflectividad, los materiales pueden pertenecer a la clase 1 o 2. 

 

Los materiales de la clase 2 proporcionan un mayor contraste y visibilidad de la ropa reflectante cuando se ve en los faros en la oscuridad que los de la clase 1. 

 

Cuando se requiere una mayor conspicuidad, deben utilizarse niveles más altos de material retrorreflectante. Básicamente, cuanto más visibles debemos ser, más reflectantes y brillantes debe ser nuestro chaleco reflectivo.